jueves, 21 de julio de 2011

IGLESIA DE NIJAR


 
IGLESIA: Recibe el nombre de Santa María de la Anunciación y fue mandada construir por el obispo Antonio Corrionero en el siglo XVI. Se levanta en torno a una torre-fuerte preexistente. Pertenece al conjunto de iglesias que se erigen en la provincia en paralelo a la repoblación cristiana tras los intentos de asimilación y posterior expulsión de los moriscos. Tiene de particular su función defensiva, siendo edificada durante el reinado de Carlos I, pudiendo observar su escudo en la torre-fortaleza. Cabe destacar su reloj, siendo el original y cambiado de lugar en la última restauración en el año 2005.

El edificio se constituye a base de una nave central, a la que se adosan dos naves laterales separadas de ésta por arcos de medio punto, sustentados en pilares octogonales. La cabecera está diferenciada por el ábside (arco sobre el altar). Presenta también el habitual coro elevado sobre los pies del templo. En el altar observamos un retablo de estilo barroco con 3 cuerpos: el inferior sustenta el retablo, en la calle izquierda de éste se encuentra San Antonio, en la calle central la Inmacula de Alonso Cano del siglo XVIII y en la calle de la derecha San Sebastián, patrón de Níjar celebrado el 20 de enero y por último en el cuerpo superior se encuentra un medallón que representa la Santísima Trinidad, de origen anónimo.
Se incorpora también la imagen de San José en madera policromada del siglo XVIII perteneciente a la Escuela Granadina y que es una de las imágenes más importantes que conserva el patrimonio diocesano de Almería.
En la parte superior derecha del presbiterio se encuentra el cuadro de Nuestra Señora de la Anunciación,también de autor desconocido y que da nombre a nuestra iglesia.
En su interior podemos encontrar también objetos de cierta importancia artística. Por ejemplo la conservación del antiguo mecanismo del reloj de la iglesia, el cual data de principios del siglo XVIII. En el batisterio podemos observar el Cristo Yacente de principios del siglo XIX. En esta misma capilla se encuentran unos vasos sagrados que datan del siglo XVI, junto con el copón dorado de ese mismo siglo, aparte de otros cálices y copones del siglo XVII.

Esta iglesia comparte con el resto de templos de la época su orden constructivo, el artesonado y armadura mudéjares. Los tirantes (travesaños) de madera de una sola pieza, están tallados con atauriques de estrella y lacería, dotando al techo de gran valor estético, los cuales son los originales recientemente restaurados.
Hoy en día la Torre es utilizada con la función de campanario. Destaca sobre la puerta de entrada principal el escudo del obispo Corrionero, que cayó en el año 2008 debido a un terremoto y que se restauró posteriormente. El que está colocado en su lugar es una copia y el original se encuentra en el batisterio.


Informacion: Encarna Camacho


No hay comentarios:

Publicar un comentario