jueves, 21 de julio de 2011

TORRE DE LOS ALUMBRES O TORRE FUERTE.




ALGO DE HISTORIA

No podríamos entender el significado de la Torre de los Alumbres si no contamos la historia del Valle de Rodalquilar y de las minas de alumbre.

A lo largo la historia de la minería, se pueden encontrar determinadas sustancias minerales, que han sido constante objeto de búsqueda y explotación por parte del hombre como, por ejemplo, los metales preciosos.
Sin embargo, en otros casos nos encontramos con minerales, como por ejemplo, el alumbre, que llegó a ser uno de los más valorados en la minería medieval, pero desde esa época hasta nuestros días, ha perdido su importancia, y muy pocas personas hoy, sabrían responder a la pregunta: ¿qué es el alumbre?



 Valor comercial y usos de los alumbres en la época medieval

El alumbre ya era conocido y utilizado por los romanos, en diferentes campos, pero no será hasta la época medieval, cuando llega a ser una materia de inmensa importancia económica, dado su uso imprescindible en la industria textil, que en ese momento, era una de las primeras industrias en importancia en el mundo. Su principal interés textil, radicaba en que era necesario para fijar los colores en las telas.
También se utilizaba el alumbre en otras actividades, como eran en el curtido de cueros y pieles, en la fabricación de vidrio y pergaminos, en la elaboración de libros y códices, en la fabricación de velas, en elaboración de productos de farmacia, e incluso en la fabricación de pinturas.

Secuencia histórica de los alumbres de Rodalquilar

En la historia de Rodalquilar, básicamente han existido dos tipos diferentes de minas: Las antiguas de los alumbres y las más modernas minas de metales (plomo, plata, oro, cobre, manganeso, hierro, platino, cinc). Las de los alumbres dieron lugar al antiguo pueblo de Rodalquilar, actualmente desaparecido, y que se encontraría situado en los alrededores del conocido localmente como Castillo de la Ermita, situado a un escaso kilómetro de distancia del fondeadero del Playazo. El actual pueblo de Rodalquilar se encuentra situado en otro lugar más alejado de la costa, junto a las minas metálicas explotadas en los siglos XIX y XX.

 Castillo de la Ermita o Torre de los Alumbres, situado en el valle de Rodalquilar.
En el siglo XVI este edificio desempeño un doble uso (minero y militar).

Época árabe 
Es en la etapa de dominación árabe, hacia el año 1100, cuando se produce la época de mayor esplendor en la historia de la ciudad de Almería. El final de esta brillante época se produjo en el 1147 con el asalto, saqueo y destrucción de la ciudad y de sus industrias, por parte de los cristianos. En la zona minera de Rodalquilar cabe destacar la probable existencia de labores árabes, para explotar los alumbres. Dicha explotación, estaría ligada a la existencia de una potente industria textil en la ciudad de Almería en el siglo XII, cuando los talleres textiles se contaban por cientos, siendo la mayoría de ellos, de carácter unifamiliar. Estas labores mineras árabes de alumbres, serían las primeras conocidas de este producto en el valle de Rodalquilar, previas a las del siglo XVI.
Sin embargo, algunos autores consideran que fue en 1509 cuando se descubrieron los alumbres de Rodalquilar. En cualquier caso, la existencia de los yacimientos de Rodalquilar, debió de ser conocida en la Corte de Castilla, ya que muy poco tiempo después de la reconquista de la actual provincia de Almería, se concedió la primera explotación de alumbres..

Reconquista y ordenación del territorio
Mediante Tratado y sin ninguna lucha, en junio de 1488, la Comarca donde se encuentra Rodalquilar se incorpora a la Corona de Castilla.

Los alumbres de Rodalquilar en el siglo XVI
Apenas concluida la conquista de Almería, se comienza a dar las primeras Cédulas Reales para explotación de minas en el obispado de Almería. El día 1 de Marzo de 1509, mediante Cédula Real fechada en Valladolid, la Corona concede al licenciado y consejero de la Reina, Francisco de Vargas, el derecho de explotar los alumbres del obispado de Almería. Se fijan los impuestos a pagar, en una octava parte de los beneficios tras sufragar gastos. La duración de este derecho de explotación, era perpetua para él y sus herederos.
Francisco de Vargas centrará la explotación de los alumbres del obispado de Almería en los yacimientos del valle de Rodalquilar. Para ello realizó una inversión importante, de la que sólo ha llegado hasta nuestros días, el conocido popularmente como Castillo de la Ermita y que era uno de los dos castillos construidos por Francisco de Vargas, entre los años 1509-1511.
Alrededor de la protección ofrecida por estos dos castillos, se disponían las casas de lo que era, en aquel entonces, el pueblo de Rodalquilar.

En 1511, el complejo minero de Rodalquilar ya estaba en producción y los trabajos se desarrollaron con total normalidad, bajo el control de Francisco de Vargas.
Será en el año de 1520, cuando ocurre un hecho trágico y desgraciado en la historia de Rodalquilar. En estos momentos, y, al parecer, debido a los problemas políticos que hay en Castilla, el castillo de Rodalquilar, cuya función es proteger al pueblo y las minas, se encuentra sin guarnición. En este año se produce un asalto por parte de los piratas árabes y se saquea el poblado y las minas. Esto supone el brusco final de las minas de alumbres de Rodalquilar. Tras el saqueo se inicia una larga inactividad en los alumbres y una época marcada por la inseguridad política y militar en la zona del Cabo de Gata. Las incursiones de piratas árabes eran constantes, la situación con los moriscos era delicada, y la zona era estratégica para la llegada de refuerzos a los moriscos o para su huida al Norte de África.

Tras el abandono definitivo de la minería del alumbre en 1.590, la torre pasó a ser usada como acuartelamiento de tropas durante los siglos XVII y XVIII. 

EL CASTILLO

La torre fue realizada con cantería perfectamente labrada unida con mortero.




La fortaleza, de estilo Renacentista, consta de una torre de 14 metros de altura, con seis estancias abovedadas en tres niveles que se comunican por una escalera de caracol, parcialmente destruida, carece de portada, exteriormente destacan un arco ciego de herradura en la entrada principal de la torre, vanos en la parte superior, tuvieron que estar protegidos por rejas y coronando el centro de cada fachada una o varias ménsulas (cualquier elemento estructural en voladizo), nos sugiere que tuvo que contar con matacanes para proteger puertas y ventanas. Está rodeada por una muralla de menor altura, con torreones circulares o barbacanas de los que solo se conserva una con bóveda de ladrillo, probablemente del siglo XVIII. Dispuso de foso y puente levadizo.



En el año 1.764 la defensa del valle fue asumida por la cercana batería de San Ramón

Bibliografía:  

  • Minas de alumbre de Rodalquilar en el obispado de Almería: siglo XVI.   Francisco Hernández Ortiz.  Revista  nº 24 - 2002 - Tierra y Tecnología. 
  • Los alumbres de Rodalquilar (Almería): Sueños y fracasos de una gran empresa minera del siglo XVI. Antonio Muñoz Buendía.
  • Castillos, fortificaciones y defensas. Lorenzo Cara Barrionuevo, Valeriano Sánchez Ramos, Antonio Gil  Albarracín y Francisco Guerrero Montero. Guías de Almería. Instituto de Estudios Almerienses.   
  •  
Marivy
























No hay comentarios:

Publicar un comentario